Prepara a tu perro para su primer viaje

viajar-mascota

Al fin llegó el momento de tomar unas merecidas vacaciones y viajar a ese lugar con el que llevas soñando desde hace mucho tiempo. Tu perro está incluido en el plan, por supuesto. Desde que llegó a tu vida se ha convertido en un miembro más de la familia; en ese amigo con el que cuentas para cualquier plan y que se pone feliz no por los lugares a donde lo lleves, sino porque va contigo.

Si esa es tu idea, te felicitamos, porque tu amigo también se merece unos días de asueto y diversión en un nuevo ambiente. No obstante, para que la experiencia sea verdaderamente relajante y no te deje más estresado que la semana de presentación de reportes en la oficina, debes hacer algunos preparativos que te ayudarán a garantizar la salud y seguridad de tu perro, y también tu tranquilidad.

Entrénalo para usar la transportadora

Independientemente del medio de transporte, lo más recomendable es que tu perro viaje en una jaula especial. Si el viaje es en auto, será mucho más seguro para ambos; no te distraerás al manejar porque tu perro se mueve por todo el coche y en caso de accidente, estará mucho más protegido que si sólo le colocas un cinturón para mascotas. En el avión, el autobús y otros transportes comerciales, el uso de la transportadora es indispensable.

Aunque te parezca cruel dejar a tu perro en una jaula, para él puede resultar un lugar cómodo y seguro. Pero, claro, necesita acostumbrarse. Lo ideal es que comiences a entrenarlo con la mayor anticipación posible, incluso si no tienes planes de viajar, así estará listo para cuando llegue el momento.

Elige una transportadora cómoda, de estructura firme y adecuada para su tamaño (el perro debe tener espacio para pararse y cambiar de posición). Coloca la jaula en un lugar donde a tu perro le guste estar (en la sala, junto a su camita, en su rincón preferido del jardín); abre la puerta e invítalo a entrar, puedes colocar juguetes o premios para que se anime; cuando esté dentro y se acomode, espera un poco y luego cierra la puerta. Evita los nervios y las frases que le transmitan preocupación, angustia o culpa, para que no asocie la jaula con un peligro o un castigo. Empieza por dejarlo en la transportadora por periodos cortos (5 o 10 minutos). Incrementa el tiempo paulatinamente, conforme veas que se siente cómodo y tranquilo.

pets-travel

Infórmate de los requisitos para viajar con mascotas

Sobre todo, es importante que te informes respecto a tres puntos: los requisitos de la línea de transporte con la que viajarás; los del alojamiento y los del lugar al que te diriges, en caso de que sea otro país. En cuanto a las aerolíneas y líneas de autobuses, ya mencionamos que un requisito esencial es la transportadora, pero puede haber otros, como certificado de salud y vacunación. Infórmate también acerca de las restricciones de peso y tamaño. En México, ninguna línea de autobús permite que las mascotas viajen en la cabina de pasajeros, así que en caso de elegir este medio, asegúrate de que tu perro vaya en una jaula firme, resistente, que no tenga piezas sueltas con las que pueda lastimarse y que tenga suficiente agua. Algunas aerolíneas nacionales, como Volaris, permiten que gatos y perros de talla pequeña suban al avión junto con sus humanos; infórmate muy bien respecto a los requisitos que deben cumplir en este caso, así evitarás sorpresas en el aeropuerto.

perro

Obviamente, deberás hospedarte en un alojamiento donde se admitan mascotas. Sin embargo, aun los lugares “pet friendly” tienen restricciones en cuanto a las áreas del establecimiento que puedes visitar con tu perro, las condiciones en las que puede admitirse y hasta el tamaño.

Si viajas al extranjero es indispensable que conozcas los requisitos del país para ingresar con animales y que los cumplas al pie de la letra; de lo contrario, podrían negarte la entrada.

Cuida su salud

Lo más seguro es que en el transporte y el hospedaje te pidan un certificado de la salud de tu perro. Pero aunque no fuera así, lo mejor es que antes del viaje lo lleves a una revisión general con el veterinario, para garantizar que se encuentre sano. Si padece alguna enfermedad de tipo crónico, la consulta es doblemente importante, pues incluso podrían existir restricciones para viajar.

Si tu perro es muy nervioso o te preocupa su tranquilidad durante el viaje, pregunta al veterinario por alternativas para relajarlo, sin arriesgar su salud. Prefiere las opciones naturales.

perro-en-un-veterinario