Los zorros

Una amiga nuestra abrió una línea textil y nos invitó a su casa en Virginia, para ver sus primeras etiquetas para ropa bordadas en el producto; un evento, aunque muy pequeño, de gran importancia, ya que la línea textil tiene muy buenas expectativas, debido a que ya tiene contratos con las mayores distribuidoras en Estados Unidos y Europa.

El diseño de la etiqueta es muy simple y fácil de recordar.

Se trata de un zorro sentado entre dos árboles, viendo hacia el sol, que ilumina todo un paisaje en la parte de atrás.

Al estar sentado viendo la etiqueta, volteé hacia la ventana izquierda de la casa que daba a un jardín, que en sí delimitaba con lo que parecía ser un profundo bosque, donde lo único que se podía ver eran árboles y pastizales altos con flores azules, en medio de las cuales, observándome atentamente, había un hermoso zorro rojo, cuya mirada me recordaba más a la de un coyote, debido a su intensidad.

De pronto, en un abrir y cerrar de ojos, el zorro desapareció como una sombra en la obscuridad.

Como todos los animales extraordinarios, los zorros tienen una muy mala reputación en la mayoría de los lugares y con la mayoría de los humanos, debido a supersticiones mal fundadas y por un cierto comportamiento natural de estos hermosos animales, con los cuales muchos hombres, especialmente granjeros, no han sabido lidiar.

Existen muchos tipos de zorros; sin embargo, el zorro más famoso (debido a que es el más abundante), es el zorro rojo.

El zorro rojo es un animal de tamaño mediano-chico con un pelaje rojo o anaranjado, que abunda en los bosques de la mayor parte del mundo; sin embargo, son más frecuentes en el hemisferio norte, donde son de pelaje más grueso y largo.

Los zorros tienen un muy buen ojo para escoger la locación de donde construir su madriguera, generalmente éstas se encuentran en el extremo de una colina, escondida en el bosque en locaciones difíciles de encontrar para hasta el animal más veterano.

Aunque los zorros tienen una apariencia completamente canina, en realidad tienen mucho en común con los gatos, especialmente su comportamiento independiente.

Loas zorros son animales y cazadores solitarios durante la mayor parte del año, menos en el invierno, siendo ésta la época de reproducción.

Los zorros tienen una manera muy especial y sagaz de cortejar a sus contrapartes femeninas, ya que lo hacen manteniendo su madriguera y trayendo alimento para ellas y para sus cachorros, quienes eventualmente seguirán el mismo curso.

El sonido que produce un zorro es muy difícil de explicar; sin embargo, me parece preciso decir que es un sonido entre un ladrido y un maullido agudo y penetrante, que viaja por largas distancias.

Su enemistad con los seres humanos nace debido a que los zorros son hábiles cazadores y se comerán todo lo que está desprotegido como pollos y gallinas.

A su vez, el ser humano caza a estos preciosos animales, debido a la belleza de su pelaje, favorito en la industria de la moda.